Cómo lidiar con las ambiciones nucleares

Con el final de la guerra fría, el problema de la proliferación nuclear se ha vuelto urgente. Los EUA y Rusia están negociando la destrucción o el almacenamiento permanente de las tres cuartas partes de sus arsenales nucleares, y el temor a un conflicto entre las superpotencias se ha alejado. Sin embargo, esta tecnología bélica es una realidad de la vida moderna, y otras naciones se han interesado en adquirirla. En estos tres artículos se analizan varias formas de controlar la proliferación.

Se presenta primero una exposición de los peores casos posibles, por Tom Clancy, autor de novelas de suspenso que han sido éxitos de librería, como The Huntfw Red October (La caza del octubre rojo), y Russell Seitz, quien colabora con el Instituto Olin de Estudios Estratégicos de la Universidad Harvard. A ellos les preocupa que la explosión de la información haya puesto la tecnología nuclear al alcance de miles de científicos; que los materiales críticos puedan ser exportados sin pensar en sus aplicaciones militares; que por la desintegración de la ex Unión Soviética hoy sea más factible la venta de los secretos nucleares; y que haya una ausencia general de controles internacionales eficaces.
Editorial: Revista Facetas
Tipo de documento: Artículo

Cómo lidiar con las ambiciones nucleares
Votar