Bye, bye, homo sapiens

El libro del profesor Sartori, digámoslo claramente, es una requisitoria contra el mundo del tele-ver que estamos edificando, contra nuestro vídeo-vivir. La tesis de fondo se condensa en pocas líneas: en un mundo en el que la imagen está destronando a la palabra, el homo sapiens, producto de la cultura escrita, está siendo desplazado por el homo videns. La primera parte del ensayo se centra precisamente en la descripción de los rasgos del amenazado homo sapiens, en contraposición con los caracteres del homo videns emergente. Lo esencial del homo sapiens, argumenta Sartori, es su condición de animal simbólico, dotado de un lenguaje que le sirve no sólo para comunicar sino también pensar. Pero el dominio de la palabra, hablada o escrita, requiere un aprendizaje previo porque los mensajes que transmite están signados en un código que es necesario aprender.
Tipo de documento: Artículo

Bye, bye, homo sapiens
Votar